lunes, 28 de febrero de 2011

Ay!, Que me secuestran!!!.

Homenajes a Sé lo que hicisteis aparte, este fin de semana se ha saldado con dos buenas películas que siendo diferentes comparten temática.

5150, Rue des Ormes, de Éric Tessier (2009).


Yannick Bérubé (Marc-André Grondin) es un joven estudiante de cine, se acaba de mudar a un nuevo piso lejos de su familia y novia. Su primera tarea es realizar un vídeo sobre su vecindario así que se va a dar una vuelta en bici acompañado de su cámara de vídeo.
Durante el paseo Yannick se cae de la bici,  que queda destrozada, y pide realizar una llamada telefónica en la casa más cercana, una vez dentro se dará cuenta que llamar a la puerta de los Beaulieu no ha sido su mejor idea.
La familia Beaulieu es un grupo totalmente desquiciado compuesto por Jacques (Normand D'Amour), una especie de psycho justiciero, su apocada mujer Maude (Sonia Vachon), la violenta adolescente Michelle (Mylène St-Sauveur) y la pequeña Anne (Élodie Larivière). Después de días de cautiverio y pasar por amargas experiencias, Yannick tendrá una oportunidad de salir con vida: debe ganar una partida de ajedrez al invicto Jacques.




Jamás perdí una partida, ¿sabes por qué?.
Porque lo que hago está bien, porque soy justo.
Vénceme. Una sola victoria significará que estoy equivocado.
Jacques Beaulieu, padre de familia, taxista y psicópata.

Anotad el nombre de Patrick Senécal, este novelista canadiense es el creador de esta historia que originalmente vio la luz como novela y él mismo ha realizado el guión como ya hizo en la reciente Les 7 jours du talion que ya comenté en su momento. Las historias de Senécal son especialmente agobiantes y se respira un ambiente insano y opresivo, me gustaría ver los frutos de un posible unión entre Senécal y David Fincher, pero estoy divagando.
Éric Tessier lleva eficazmente la dirección de esta fenomenal historia de locura y obsesión donde todo es más complicado de lo que puede parecer a primera vista.
Interpretaciones de nivel, especialmente la de los 2 protagonistas principales, y una sobria puesta en escena en una película maravillosamente malsana y adictiva.
Sinceramente, de lo mejor que he visto en mucho tiempo. A ver si los americanos aprenden de sus vecinos canadienses (francófonos).



No se ha estrenado en España así que si os la "encontraís" por ahí dadle una oportunidad si no queréis que me enfade y no os gustaría verme enfadado.

Secuestrados, de Miguel Ángel Vivas (2010).


Jaime (Fernando Cayo), Marta (Ana Wagener) y su hija Isa (Manuela Vellés) se han trasladado a su nueva casa, en una acomodada urbanización de las afueras. Cuando se disponen a celebrar su primera noche en el nuevo hogar, una banda de tres encapuchados irrumpe violentamente con el objetivo de conseguir la mayor cantidad de dinero posible sin importarles el horror y el dolor necesarios para alcanzar su objetivo.





Miguel Ángel Vivas sale triunfador de esta aventura que consistió en rodar la película mediante el encadenamiento de una serie de planos secuencia, no solo están bien planeados y bien resueltos sino que no entorpecen la narración del tormento que sufre la familia protagonista. De Palma... digo Vivas también recurre al olvidado (y denostado) recurso de la pantalla dividida para contar acciones paralelas y contribuye a consolidar el peculiar estilo visual de la cinta. En términos de guión la película no aporta gran cosa  al "genero" solo  crudeza en cuanto a intenciones y violencia, si quieres ver alguna peli de este estilo pero con un "plus" añadido será mejor que le eches un ojo a Funny Games, Martyrs o incluso 5150 rue des Ormes. Por buscarle pegas a este film diría que la excesiva violencia (sobre todo en el último tercio) no se corresponde con la empleada (por lo general) en este tipo de crímenes que suelen terminar con magulladuras, moratones y algún que otro diente de menos (traumas psicológicos aparte).
Buen trabajo actoral, especialmente el de Ana Wagener y Manuela Vellés al que hay que sumar el hecho de que dos actores como Fernando Cayo y Dritan Biban se quitan de encima los personajes "amables" que suelen encarnar en televisión.
En definitiva: me ha gustado mucho esta Secuestrados que mantiene al espectador clavado al asiento desde el minuto 1 al 90. Que pena que su aventura comercial se pueda saldar con una escasa recaudación.


Dejaos secuestrar.
Acabo de descubrir que Le 7 jours du talion se ha estrenado como ENCIERRO MALDITO (¿dedicado a un servidor?), así que no perdaís la ocasión de echarle un vistazo.

6 comentarios:

Lazoworks dijo...

Al menos esa de "Secuestrados" seguro que me la veré, aunque esa otra también parece muy, muy buena... Al menos no parece la típica película de secuestros. A ver si la encuentro

Kinski dijo...

5150... no es para nada la típica de secuestros, bajo esa premisa simplona hay chicha y de la buena (al menos para mi).
Tambié pulula por ahí con el título de 5150 Elm's way.

miquel zueras dijo...

Kinski: ¿Es posible encontrar aquí la novela en que se basa la película "5150..."? Me parece muy interesante -ya me la habían recomendado- y no sabía que se había estrenado la película en nuestro país. Saludos. Borgo.

Kinski dijo...

Miquel: la novela de Senécal no se ha editado en España y por desgracia la película tampoco.
Se me olvidó comentarlo pero para ver la peli tienes que recurrir a las perseguidas descargas, lo aclararé en el post.
De Senécal solo se ha editado por estos lares la novela El Umbral (ediciones Umbriel) que también se ha llevado al cine. A ver si me hago con las dos versiones.

Möbius el Crononauta dijo...

A ver si las veo algún eon de estos, esmirriao mediante

Kinski dijo...

Es cuestión de dejar de trabajar y abandonar la vida "pública", me falta resolver el tema de la pasta para dedicarme a ver pelis hasta el Armaggedon.

Free counter and web stats