domingo, 18 de marzo de 2012

Joe, ciudadano americano. De John G. Avildsen (1970).


William Compton (Dennis Patrick) ha asesinado al novio hippie de su hija Melissa (una tierna Susan Sarandon) que ha terminado en el hospital debido a las drogas que este le facilitaba.
Después de cometer el crimen, William se refugia en un bar donde un peculiar "parroquiano" llamado Joe (enorme Peter Boyle) se dedica a despotricar contra hippies, negros y todos aquellos que según su "criterio" están destruyendo América. William, en un momento de debilidad, confiesa su crimen e inicia una extraña amistad con Joe que le llevara a vivir en sus carnes un infierno de psicodelia, drogas, sexo y muerte.




A continuación un ejemplo del discurso con el que nos ilumina Joe Curran en esta película. Este blog no se hace responsable del contenido del mismo, no vayamos a...

Los negratas. Los negros son los que hacen dinero.
¿Para qué trabajar? Dime, ¿para qué cojones trabajar,
cuando puedes follarte nenas y que además te paguen por ello?
Beneficencia. Para ellos va todo el dinero de la beneficencia.
Hasta los condones les salen gratis.
¿Crees que los usan?
Demonios, no. La única forma de hacer dinero es con nenas.
Venden los condones y usan lo que sacan para comprar alcohol.
Nadie tiene derecho a beber si no gana para ello.
Debería ser ley. Si no trabajas, no bebes.

Antes de Harry el sucio, de El justicero de la ciudad, de Taxi Driver (en la que participaba Peter Boyle), de Hardcore y demás films de vengadores, tenemos esta joyita de 1970 que realizó el futuro director de Rocky con un apabullante Peter Boyle como estrella.
La diferencia entre en los demás "justicieros" y Joe es que nuestro working class hero es un facha desde el minuto 1, no hace falta que maten y violen a su familia, no resulta necesario padecer trastornos traídos de la guerra de Vietnam, Joe simplemente es un fustrado currito al que se le presenta la oportunidad de pasar de las palabras a la acción.
Este film avanza el contenido y tono de muchos de los clásicos que inundaron las pantallas de cine en los setenta, realismo, frialdad y violencia, de hecho la escena final parece sentar las bases para esos finales intensa y emocionalmente violentos de cosas como Taxi Driver, El expreso de Corea, French Connection, etc...
El guión de Norman Wexler (Serpico, Fiebre del Sábado Noche) fue merecidamente nominado al Oscar y curiosamente se adelantó al mundo real, ya que unas semanas antes del estreno de Joe, un tal Arville Garland llevó a cabo una una masacre diabolicamente similar a la que se ve en el film de Avildsen. Este hecho llevó a Peter Boyle a tomar la decisión de no involucrarse en proyectos con elevada violencia, por eso rechazó el papel de Popeye Doyle en French Connecttion pero aceptaría interpretar al Mago en Taxi Driver.
Unos cuantos listillos califican a Harry Calahan y Paul Kersey de fachas sin haber visto ninguna de las películas que protagonizan a la vez que ignoran un clásico olvidado donde el co-protagonista es todo un ejemplo de lo peor de la condición humana.



Joe es Cowboy de Medianoche con escopetas, Joe es Taxi Driver con hippies, Joe es un drama, Joe es una película de venganzas, Joe no te dejará indiferente. Atrevete a conocer a Joe.

5 comentarios:

Einer dijo...

Tremendo, me avergüenzo de no conocer esta peli de Avildsen con el gran Peter Boyle (que me encanta), con lo me gusta a mí una buena ración de justicia callejera y vengadores de andar por casa.

La pones muy bien (y la vendes también muy bien) pero ¿estará al nivel de Paul Kersey? No sé, no sé.

Hagamos un trato: yo veo esta y tú ves la ultraviolenta El justiciero de la noche (Death Wish 3). Así todos salimos ganando.

Un abrazo.

Kinski dijo...

Advertencia: mi reseña fué escrita en modo feriante!!!!!
Joe no es una peli de acción pero el personaje de Peter Boyle justifica el visionado.

Death Wish 3 proximamente en mi pantalla.

Möbius el Crononauta dijo...

A mí no me acabó de seducir, espera otra quizás, igual en algunas cosas demasiado atada a su época, pero Peter Boyle está espectacular.

Y sí, ¡es un fachoso de mucho cuidado!

Kinski dijo...

Möbius: a mi Joe me gustó por no ser la típica peli de venganzas, me gustó ese paseo por el otro lado que dan los protas y como se muestran el uno al otro sus respectivos modos de vida.
Joe estuvo a punto de tener una secuela en los 80 que comenzaría con el fachoso Joe Curran saliendo del trullo y enfrentandose a sus hijos que le han salido progres. Pena que Peter Boyle no se decidiera.

Insanus dijo...

Pues suena bien, y sorprende ver cómo se adocenó después John G. Avildsen teniendo estos comienzos.

Free counter and web stats