lunes, 22 de agosto de 2011

Por Crom, Tarim y Mitra!.

Este post se me ha ido un poco de las manos, la falta de tiempo me ha llevado a fundir en un solo texto el repaso a las pelis del cimmerio, así como una breve biografía editorial, y la reseña de la película de Marcus Nispel.
Comenzamos, afilad el hacha, poneos el yelmo y a repartir leña!

Fin de semana bárbaro.


Kull, Rey de Atlantis fue un personaje de espada y brujería creado por el texano Robert E. Howard durante la década de los 30 para el mercado de revistas pulp. En 1932 cogió una historia de Kull (By this axe I rule/ Mediante este hacha gobierno) y cambió a su protagonista por una nueva creación: Conan de Cimmeria.. 
Mediante este auto plagio/refrito Howard consiguió publicar regularmente en el "hogar" de H.P. Lovecraft, la revista Weird Tales.


En 1936 Howard se suicida dejando 20 relatos y una novela de su más popular creación. Las rediciones y nuevas historias creadas por otros escritores relanzarán al personaje en décadas posteriores, especialmente en los 60 debido al magnifico labor como portadista de Frank Frazetta en las rediciones de la obra Howardiana, pero la gran explosión de popularidad llega a partir de 1970 con la edición por Marvel Comics de Conan the Barbarian #1.

El culpable de mi adicción.

El guionista y editor (San) Roy Thomas, declarado seguidor de la obra de Howard, logró convencer a Martin Goodman (dueño de la editorial) y a Stan Lee (editor en jefe) para comprar los derechos del personaje y adaptarlo a las viñetas. Goodman decidido a no gastar demasiado dinero aceptó a cambio de que la edición de los tebeos no fuera costosa y de que se cancelara el trato en cuanto las ventas fueran bajas.
Para dibujarlo se eligió a Barry Smith, dibujante británico que se dedicaba a clonar a Jack Kirby, que aceptó el mísero sueldo ofrecido por Goodman que gente como Gil Kane o John Buscema rechazaron. Smith se liberó de miedos y número a número se fue soltando hasta lograr la excelencia.
Las ventas subieron con mucho esfuerzo y al cabo de unos años ya se publicaban otros títulos relacionados con el cimmerio, destacaba la edición de la revista The Savage Sword of Conan/La espada salvaje de Conan. Una revista con mas páginas, menos censura y en "glorioso blanco y negro".


Sin duda fue la fiebre que desataron los comics protagonizados por el bárbaro los que llamaron la atención de Hollywood sobre el personaje. En 1982 se estrenaba su correspondiente adaptación cinematográfica.
Un  exagerado guión escrito por el siempre excesivo Oliver Stone sirvió de base a John Milius para realizar la mejor película jamás realizada de Espada y Brujería.
El resultado obtenido por Milius es impresionante como film de Bárbaros, cuenta con una de las mejores Bandas sonoras jamás escritas y un diseño de producción magnifico pero falla por completo a la hora de retratar al protagonista y a su mundo. Supongo que Stone y Milius concibieron la masacre de la aldea cimmeria para justificar las acciones del protagonista y poner al público de su lado pero para mi desvirtuan totalmente a Conan. Este no es un gigantón mudo y sanguinario (aunque tiene sus momentos), en la versión de Howard se nos cuenta que Conan dejó su hogar con 16 o 17 años para ver mundo, nada más, no hay venganzas solo las experiencias de un barbaro en el mundo "civilizado" que le llevaran a desarrollar profesiones como ladrón, mercenario, soldado, pirata y finalmente Rey.
El Conan de Milius quizá pudiera haber dado más de si en caso de que el director hubiese seguido al frente del los destinos cinematográficos del cimmerio.


Miliuuuuuuuuuuus!!!!!!!!!!!!!!

Conan el Destructor nació con muy buenas intenciones pero el dinero es lo primero y Dino de Laurentiis miró más hacía su cartera que a la pantalla.
Para realizar el guión se contrato al mismísimo (San) Roy Thomas y al antiguo guionista de Spider-Man: Gerry Conway que en 1983 habían escrito el libreto de Tigra: hielo y fuego. La parejita entregó hasta SIETE! borradores, todos con los mismos defectos: muy fantasioso, muy violento, MUY CARO!. Thomas y Conway no estaban acostumbrados a que el dinero coartase su imaginación y años después se "vengaron" en la novela gráfica Conan: el cuerno de Azoth, donde publicaron su versión de lo que debería haber sido Conan el Destructor.
Un tal Stanley Mann perpetró una versión mutilada y simplificada del trabajo de la parejita comiquera que dirigió un Richard Flesicher catatónico, el veterano director había dejado atrás sus momentos de gloria e hizo lo que pudo pero quedó muy por debajo de Milius.
Pero así a todo hay algo que ha cambiado en el retrato del personaje, estamos ante un Conan más sociable, líder de hombres, con ambición y al que la idea de una princesa virgen le pone burro. Una clara mejoría que se queda en nada ante los escasos recursos visuales y el pésimo diseño de producción, solo la B.S.O. que de nuevo compone Basil Poledouris se muestra a la altura de la primera entrega.

Bárbaros en familia.

De Laurentiis decidido a seguir explotando los derechos que había comprado a pesar del fracaso artístico/comercial de Conan el Destructor acometío la tarea de llevar a la gran pantalla las aventuras de Red Sonja, un personaje creado por Roy Thomas en las páginas de Conan El Barbaro a partir de un breve relato de Robert Howard. Con Brigitte Nielsen como protagonista y de nuevo Richard Fleischer a los mandos se perpetró un producto que nada le tiene que envidiar a los exploits que se facturaban en Italia.
El desastre era tal que el héroe que interpreta Schwazenegger pasó de Conan a Kalidor en post producción para no perjudicar así al personaje.
El problema de Conan el Destructor y Red Sonja es su deriva hacía el cine de aventuras de ámbito familiar, supongo que de Laurentiis ordenó rebajar la violencia para atraer a más público pero lo que logró fue perder al que ya tenía. 
Otra pega es la manía del fallecido productor italiano por el reciclaje, en El Destructor recupera el palacio visto en Dune y al "actor" Sven Ole Thorsen que vimos como secuaz de Thulsa Doom en el primer Conan. Mientras que en Red Sonja recurre a Sandalh Bergman, la bella actríz que encarnó a Valeria en Conan el Bárbaro, pero con la cara cubierta para que los espectadores no se liaran.
Dino y Fleischer no supieron afrontar el tema de la magía y la fantasía, Milius redujo el tema al mínimo necesario mientras que las secuelas se recurrió a cutres FX para presentar conceptos demasiado ambiciosos dejando al personal con la boca abierta ante lo cutre de lo visto en pantalla.


Quitando una patética serie de TV no hubo noticias acerca del regereso de Conan y la verdad es que la cosa no pintaba nada bien para el cimmerio. En 1995 Marvel había dejado de editar los comics de Conan debido a las escasas ventas generadas por los cambios en los gustos de los lectores, que veían a Conan como una reliquia del pasado nada molona en comparación con los pijameros violentos y cool que se estilaban en la industría por aquellos tiempos.

 
 A partir de 2003 la editorial norteamericana Dark Horse lanzó una nueva cabecera dedicada a Conan, en ella se narraban una nueva versión de la "vida" del bárbaro totalmente alejada de la versión  Marvel y destinada al público contemporaneo. Primero  Kurt Busiek y después Timothy Truman escribieron las aventuras del cimmerio adaptando los correspondientes relatos de Robert Howard mientras rellenaban los huecos con acertadas aventuras originales.
Curiosamente, una vez que Conan volvía a las librerias se comenzaban a escuchar rumores de una nueva peli, si con Arnold, sin Arnold, si John Milius, si los Wachowski, si Robert Rodriguez, y así hasta que Marcus Nispel (El guia del desfiladero) se hizo con la dirección  y Jason Momoa (Stargate Atlantis) con el papel principal.

Conan El Bárbaro, de Marcus Nispel (2011).


Conan el Bárbaro es puro cine de verano, es entretenimiento de usar y tirar que gustará a aquellos que no pidan mucho a cambio del precio de una entrada. Es indudablemente entretenida pero no destaca por nada, ni en lo bueno ni en lo malo, y es que teniendo en cuenta que estamos ante una producción de nivel medio/bajo dirigida por un sosainas como Marcus Nispel era de esperar.
Como adaptación del personaje, lo que realmente me interesaba, la cosa flojea pero menos de lo esperado. Volvemos a tropezar en la piedra de la masacre en la aldea y el Conan vengador pero a cambio definen un poquito más la Era Hyborea, sus civilaciones y a los cimmerio, pero claro, si los cimmerios son la rehostía de duros... como es que se los cepillan en dos películas sin el más mínimo esfuerzo!!!!!!!!!!
A partir de ahí saltamos unos cuantos años en el futuro donde vemos a un Conan ya formado, ha pasado por muchas experiencias y ha vivido mucho, se habla de su participación en el asalto a Venarium y se menciona que ha robado el corazón del elefante y matado al mago Yara (referencias a la obra de Robert E. Howard), el problema es que esas referencias son mas interesantes que la trama prinicipal que podía haber dado algo más de si de no ser por su estructura de fases de video juego.
De espíritu Howardiano la cosa anda justa, quitando una criatura con tentáculos y un atisbo de incesto entre los villanos, Robert Howard y sus movidas sexuales, es el pobre balance de una peli que debería aspirar a la grandeza en terminos de guión, dirección, y producción.
Sobre Momoa poco se puede decir, el personaje esta escrito de forma tópica y su interpretación se basa en fruncir el ceño y poner voz profunda. Si bien fisicamente me parece más acertado que Arnold su actuación/presencia no se grabará en la memoria de millones como hizo el austríaco.
Ocasión perdida gracias a la escasez de miras de sus responsables que no se dan cuenta que Conan posee potencial para dejar al Señor de los Anillos a la altura del betún, solo falta que el personaje encuentre su Peter Jackson particular.


No me pregunteís por Super 8, los Goonies de J.J. Abrahams deberán esperar al "mercado doméstico" (entiendase descarga).

9 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Ese segundo Conan, el destructor, me dio mucha pena, sobre todo por Fleischer que ya no era ni sombra del director de "Los vikingos". Arnold que no es un gran actor, jamás estuvo peor dirigido.

Kinski dijo...

Coincido contigo, quizá Fleischer no fuera la mejor elección pero siempre fue un profesional solvente. En este caso no hizo su mejor trabajo, pero creo firmemente que El Destructor podría haber dado más con Milius al frente a pesar de que su versión de Conan era un tanto desdibujada.

Saludos Mr. Cahiers.

Mario dijo...

Muy interesante lo que has escrito, debo decir que vi hace muchos años tanto Conan como Sonya y me parece guardar un buen recuerdo, cierto que Arnold no es De Niro pero como que cumple con lo más primario, además se sabe que en sus origenes para no disgustar con su acento austriaco solía tener párrafos muy reducidos sino casi inexistentes. Si de adaptaciones de aventura con éxito se trata yo veo Tarzán con mayor acercamiento, Johnny Weissmuller logro robarse el personaje. Sobre Conan ha de tener mayor riqueza en en los libros como apuntas muy bien, Howard dejo mucha literatura al respecto y los cómics logrraon cimentar su legado. Espero ver la nueva versión pero como dices por puro entrtenimiento, estoy lejos de poseer el entusiasmo que tú posees sin embargo también me gustaría que le dieran la complejidad del original, sería mucho más que algo pasajero, como anhelas. Un abrazo.

Mario.

miquel zueras dijo...

Muy buen post sobre Conan, precisamente hoy voy a ver su última adaptación a la pantalla aunque no me hago muchas ilusiones.
Howard fue un personaje curioso, cambió su aspecto enfermizo por un cuerpo atlético a base de ejercicios agotadores. Cuando su madre falleció en un hospital fue a donde tenía aparcado el coche y se disparó en la cabeza. Saludos. Borgo.

Möbius el Crononauta dijo...

Para mí Conan es la obra de Milius, y la espalda salvaje. Poco me importó siempre si se le hacía justicia a la obra de Howard.

¡Viva Thulsa Doom!

Kinski dijo...

Mario y Miquel: Si la película se titulase Gañan el Bárbaro sería mejor película. Espero que al menos os entretenga.
Hasta que alguién se tome en serio a Conan y su entorno los fans lo llevamos crudo.
Howard era un tipo de cuidado y lo refeljaba en sus relatos que admito desconocer. En mi defensa he de decir que Roy Thomas escribió en exclusiva para la edición española de Conan el Bárbaro una serie de artículos explicando la vida editorial de Conan y detallando la obra y biografía de Howard, convirtiendo la adquisición de dichos tebeos en algo indispensable.

Saludos a los dos.

Kinski dijo...

Möbius, te m'as colao mientras respondia otros comentarios.
A mi me gustaba, gusta y gustará la versión Milius perooo como film de espada y brujería.
Desde que leí la clásica colección de Marvel Comics me dí cuenta de aquello no era Conan, me da igual el argumento yo quiero ver a Conan como un borrachuzo tabernario que se mete en lios por querer cepillarse a quien no debe, quiero ver a Conan como ladrón y asesino sin necesidad de que los guionistas justifiquen sus acciones para convertirlo en el bueno. En definitiva, quiero ver la esencia del personaje en pantalla con toda su complejidad moral.
Y que viva Thulsa Doom!!, villano de Kull pero mola un güevo y parte del otro.

Saludos.

Lazoworks dijo...

Menudo post Kinski!!
El Conan original es una maldita obra maestra y Conan el Destructor tampoco estaba tan mal, lo único es que cuando uno es más pequeño se queda estupefacto al ver que este Conan no era el mismo que había visto en la película de Conan... Y ya no digo nada de El Guerrero Rojo. Aún así, aunque no se pueden comparar con la primera, me gustan todas, que conste en acta!!
A ver, si como usted dice, llega un Peter Jackson y coloca a este personaje donde se merece!

Kinski dijo...

Lazoworks: veo que el pequeño Martí te ha dejado libre unos minutos para regresar a tus antiguos vicios.
El Conan de 1982 jamás dejará de gustarme, Conan el Destructor me gusta ahora más que antes, Red Sonja me produce vergüenza ajena, y el Conan de Nispel me deja frio.
Cuando vi las pelis de Conan todavía no conocía la personaje y me dejaba llevar por la aventura pura y dura, cuando me sumerjí en la Era Hyborea gracias a los comics me di cuenta de que la riqueza del personaje y su mundo no se veian en pantalla. Eso es lo que pido; mira, mi hermano es más fan del personaje que yo y se ha negado a ver la peli porque en su opìnión un film de Conan no puede ser solo entretenido o digno, ha de ser Enorme, una experiencia inolvidable como la de Milius (a pesar de sus defectos). No puedo evitar darle la razón.

Cuideme a ese muchacho y salude a su señora de mi parte, que tiene merito aguantar a dos criaturitas como las que tiene en casa.

Free counter and web stats