sábado, 28 de mayo de 2011

Wir Sind Die Nacht / We Are The Night, de Dennis Gansel (2010).


Una noche, Lena, (Karoline Herfurth) de 18 años, es mordida por Louise (Nina Hoss), la líder de un trío de  vampiresas tan muertas como bellas. Su nuevo estilo de vida vampírica es a la vez una bendición y una maldición. Al principio, disfruta de la libertad sin límites, el lujo, las fiestas. Pero pronto los instintos asesinos por el deseo de sangre de sus compañeras es demasiado para ella al mismo tiempo que cae peligrosamente enamorada de Tom (Max Riemelt), un joven policía de incógnito. Será entonces cuando Lena tendrá que elegir entre el amor inmortal y la vida inmortal.


"Comemos, esnifamos cocaína y follamos tanto como queremos.
Y no engordamos, ni quedamos embarazadas o nos volvemos adictas."
Nora, vampiresa.


Una descripción gañana de esta peli podría ser: Sexo en N.Y + Vampiros. Otra posibilidad pero más Gafapastiana vendría a ser algo como: Un estudio sobre la inmortalidad, el hedonismo y los sentimientos.
Si bien las dos tienen algo de verdad  no me identifico con ninguna, Dennis Gansel (La Ola) nos trae una muy buena cinta de cine fantástico y a la vez ofrece una visión original (yo así lo creo) del tema vampírico alejado de las pelis softcore que nos ofrece Hollywood ultimamente.
No me imagino una americanada de vampiros con un comienzo como el de We Are The Night, gracias a un travelling, Gansel nos muestra los estragos causados por el trío protagonista en un avión comercial, sin miramientos pero sin regodearse en la casquería (es decir, buen gusto).
El gran acierto de Gansel es mostrar al espectador el modo de vida decadente de estas vampiras que dedican su vida al vicio y la diversión sin reparar en las carencias que conlleva su existencia.
Aquí no hay espacio para angustias adolescentes ni memeces similares, el cuarteto de vampiras liderado por la bella Nina Hoss (muerdeme!) sabe lo que quiere y como conseguirlo.
La película destaca también por su ambientación que se desarrolla en las calles del Berlín nocturno, los clubes y garitos de moda, y algunos lugares "postapocalípticamente" reales.
Ah!, un pequeño "gancho": ¿Por qué solo vampiras?, atentos a la respuesta que dan en el film, sencillamente impactante.

Una película absolutamente recomendable y sin fecha de estreno en Spain, y luego quieren combatir la piratería...

1 comentario:

Alex Noiser dijo...

Si señor, tías más vampiros, explosiva combinación, un saludo Mister Kinki, cuídese :)

Free counter and web stats