miércoles, 25 de mayo de 2011

Jesus Christus Erlöser, de Peter Geyer (2008).


Berlín, noviembre de 1971. Klaus Kinski solo frente a la muchedumbre que abarrota el teatro suelta un monólogo escrito por el mismo acerca de Jesucristo.
Esta es la grabación del polémico acto, el enfrentamiento entre intérprete y público, la pasión, la rabia y el particular discurso de Kinski no dejan indiferente a nadie 40 años después.




Klaus Kinski desbocado, pisando el acelerado a fondo, sin frenos y cuesta abajo. Un año antes de comenzar la tormentosa e interesada relación con el director Werner Herzog la superestrella alemana se metió en la piel de Jesucristo para comparecer ante el público por el módico precio de 50 marcos la entrada.
El amigo Klaus ignoró otros proyectos mas suculentos en lo económico dejando de lado esa faceta suya de prostituto artístico, Kinski reconoció que aceptaba cualquier trabajo que le ofrecieran pues llevaba un ritmo de vida muy alto y necesitaba siempre dinero para mantenerlo, para lanzarse a regurgitar un monólogo sobre la figura de Jesucristo cuyo contenido se me antoja (40 años después) rancio a la par que curioso.
Klaus se permite insultar a la audiencia, incita a alguno a subir al escenario para luego ofenderlo o soltar a su guarda espaldas, y también abandona el escenario varias veces para volver a recitar el monólogo desde el principio no sin antes exigir a la "escoria" presente que se largue.
Hora y media de primeros planos de Kinski desde diferentes distancias combinado con momentos en los que nos muestran las disputas entre el público y la gerencia del teatro ante el comportamiento del divo alemán.
En lo que se refiere al contenido del monólogo debo decir que me resultó algo vetusto y aburrido, las referencias a Vietnam, las comunas o el hipismo lo anclan demasiado en una época lejana, Kinski no consiguió dotar al conjunto de atemporalidad pero debo reconocer que por lo menos le puso interés y se nota que cree en lo que dice (o es que realmente era un actorazo de cojones, que lo era).
Una obra para curiosos o para dementes (como yo) que deseen ver 100 minutos de histrionismo, oratoria y violencia verbal en una época en que las estrellas tenían cojones y escaso miedo al ridículo.



Circula en alemán con subtítulos en castellano.

9 comentarios:

Einer dijo...

Joder, macho, me encanta Kinski pero hora y media de primeros planos suyos soltando un discurso se me antoja más una tortura que otra cosa.

A medida que iba leyendo me iba acojonando. Creo que me faltan huevos y ganas para ver esto.

Alex Noiser dijo...

Hostia tío, no tenía puta idea acerca de este caballero, pero me lo has pintado tan bien en tu entrada, que has despertado mi curiosidad.

Un abrazo compadre!

Lazoworks dijo...

Por ahí la tengo, por ahí... A ver si un día me animo y me la miro!
Por cierto, veo que vas haciendo un buen uso de "myduckisdead". ;)

Kinski dijo...

Einer: admito que no me lo tragué de golpe, fuí viendolo a ratos y si no fuera por las lindezas que le gritan desde el público y los berrinches furiosos de Kinski la cosa sería soporífera. Anímate hombre.

Alex Noiser: Klaus Kisnki era un actorazo que interpretaba cualquiercosa por dinero.
Echale un ojo al documental Enemigo Íntimo y después te recomiendo su trabajo con Herzog.

Lazoworks: Myduckisdead es un contenedor de oro puro, gracias por descubrirmelo.
Echale güevos al tema.

miquel zueras dijo...

Había oído hablar de esa obra, aparecen unas escenas en el documental "Enemigo Intimo". Kinski lió -nunca mejor dicho- un buen Cristo. Se autoproclamaba el Mesías y ponía a parir al público. Supongo que esa foto es una de las muchas veces que salió escoltado por la policía. Saludos. Borgo.

Kinski dijo...

Miquel: pues en la foto Kinski está dando su versión de lo que pasaba en el teatro, vamos que le dice a los polis que es no actua delante de escoria.
Kinski la lía parda para nuestro disfrute, te lo recomiendo.

Walder Messin dijo...

Pues no eran 50 marcos la entrada eran 10. Por lo demás interesante material.

Anónimo dijo...

Hola,

disculpa, a que pelicula pertenece la imagen en la parte superior del camion en el puente colgante??, saludos..

Anónimo dijo...

Yo lo he visto y me parece tan interesante por los conceptos con los que presenta a la figura de Jesucristo. Como muy controvertido y a la vez divertido al ver a este actorazo convertido en un animal lleno de furia, y escuchando que algunos del público que si se atreven a subir al escenario ante sus insultos y darle la réplica al tomar el micrófono le dicen que jesuscristo lo que menos hacia era insultar ni maldecir a nadie que era un ser lleno de paciencia y paz, y Kinski le contesta sobre la destrucción de la plaza delos mercaderes. Está tan enfadado este hombre, que se sale de la sala varias veces, y al final ya lo dice completo porque ya habia amanzado a su público que además estaban cansados de tanto alegato y no deseaban perder el dinero pagado, Ademas dicho sea de paso no cualquiera hacia o hizo lo que Kinski que se sabia muy valioso. Es muy interesante, como monólogo y tambien como una visión muy real, un retrato perfecto de la clase de temperamento y persona que tenia este genio neurótico. Yo sinceramente me divierto mucho con este documental.

Free counter and web stats