martes, 10 de agosto de 2010

Santuario, de Yakuzas y Políticos.


Durante este Junio y Julio solo he tenido una obsesión y fue leer Santuario del "genial" Buronson con dibujos hiperrealistas de Ryocichi Ikegami, el motivo: este manga es la hostía.
En la Camboya del gobierno de Pol Pot y sus Jemeres Rojos dos muchachos japoneses, Hojo y Asami, luchan por sobrevivir; una vez pasados por varios infiernos los dos amigos vuelven a su país natal y se encuentran con un Japón muy alejado de lo que debería ser, entre los dos trazán un plan: cambiar Japón, crear su Santuario. Uno desde la vida pública y otro desde el lado oscuro de la sociedad, una partida de piedra, papel, tijera decidirá que papel ocupará cada uno.

Hojo y Asami

No tengo la más mínima idea de la situación política y social del Japón de principios de los 90 pero tampoco hace falta, en dos patadas Buronson nos sumerge en la realidad del gigante asiático, una realidad en la que la edad media de un político es de 60 años, y de un burócrata es de 50, nuestros dos protas intentaran rebajar la cifra en un 50%, es decir rejuvenecer la política japonesa dominada por una ancestral casta de gente que vivó la 2ª guerra mundial y que no se lo pondrán nada fácil al novato Asami en su intento de llegar al poder antes de los 40 años de edad. Y no solo tendrán lios con ancianos politicastros sino con vetustos yakuzas que no quieren que un joven Hojo se les suba a las barbas.
Desde mi punto de vista Santuario es un comic lleno de grandes momentos protagonizados por los particulares discursos políticos que Buronson pone en boca de varios personajes y de la particular filosofía que este tipo se gasta y que rezuman algunos de los personajes. Cabe destacar la misoginia del escritor, en particular con la comisaria Ishihara enamorada de Hojo y que en un momento 100% Buronson se maldice por ser mujer a la vez que se agarra sus exuberantes pechos. Y que decir de Tokai, yakuza amigo/rival de Hojo con la particular aficción de violar mujeres en los baños.

El "romántico" de Tokai

Pasando al tema político cabe destacar cierto facherio que se hace divertido por la manera tan flipante de plasmarlo en viñetas por parte de los autores, ejemplos:
El lider del partido de gobierno le pide a Asami que realize un trio con el y una "señorita" para comprobar si tiene estomago de político.
Un diputado recien elegido repartiendo leña en el parlamento como nueva manera de hacer política.
El mejor ejemplo. SPOILER: Asami le muestra a la secretaria de estado de comercio americana el modo de trabajo de la industria automovilística japonesa, ella impresionada por su anfitrión y su discurso cae rendida a sus pies y hacen el amor. Buronson nos dice: Japón se folla a los USA!!!.
Y eso que no hablo del contenido de los 2 últimos tomos donde la historia nos lleva a la genial jugada preparada por el guionista desde el principio.

Sobre el dibujo de Ikegami solo se puede decir que es sobresaliente, a pesar de la manía del autor por que sus personajes hablen con la boca cerrada.
Una obra que convierte sus principales defectos en virtudes (como casi todo lo que escribe mi admirado Buronson) y que no puedo dejar de recomendar a todo fiel admirador del buen comic en general.
Para los más vagos hay una version fílmica de imagen real pero que no puede abarcar la complejidad y la extensión del original, y un OVA que recoge el contenido del primer tomo y que debió ser cancelado por algún oscuro motivo, todo en japonés con subtítulos en inglés.
Su edición española fue caótica, Planeta deAgostini la empezó a publicar en los 90 cuando la explosión del manga en comic books cancelándola, y allá por 2003 Otakuland la recuperó integra en 6 volúmenes que tardó en completar casi 3 años. Para mas inri la edición contiene defectos de impresión y es a día de hoy inencontrable en tiendas al ser descatalogada.
Años mas tarde tendríamos la alegría de leer Strain perpetrada por la misma pareja de genios pero esa es una historia para otro día.

2 comentarios:

Lazoworks dijo...

Pues por lo que he leído, definitivamente no he tenido el gusto de hacerme con Santuario. No me suena...
Es una lástima pero aquí siempre pasa igual con las editoriales: trantan fatal sus publicaciones. Publican un tomo y luego no siguen, luego lo que dices, fallos de impresión... Una vergüenza. Aun así intentaré hacerme con él, a ver si hay suerte...

Kinski dijo...

Ten esperanzas que yo después de buscarla en la internete me la encontré en mi libreria habitual completita.
No soy yo muy aficcionado al manga pero este no lo dejes escapar.
Por cierto que suerte tienes de tener Mai la chica con poderes, inencontrable y al parecer nadie se anima a recuperarla por lo menos hasta que se haga una peli o algo que la popularice.

Free counter and web stats